Que es una inmobiliaria    

Bueno si quieres alquilar o vender tu inmueble, sea casa o apartamento, finca o negocio, lo mejor es que solicites la asesoría de una buena inmobiliaria para estar seguro de quedar en buenas manos. Te sugerimos contratar los servicios de personas conocedoras del ramo.  De  ésta manera  podrás saber realmente que es una inmobiliaria, y cuáles son sus funciones. Una buena inmobiliaria, se debe ocupar de satisfacer las inquietudes de sus clientes, y entiéndanse por clientes los de un lado y los del el otro, es decir tanto el que vende, como el que compra.

Nos explicamos, la persona que firma un compromiso de compra venta con una inmobiliaria, entregándole su inmueble, debe comprometerse por escrito a respetar las pautas de ésta empresa, no debe comprometer  el inmueble con ninguna otra inmobiliaria a quien le firmó la exclusividad de la negociación, ni tratar de vender el inmueble por sí mismo dejando por fuera los intereses de la inmobiliaria con quien se comprometió por escrito.  

Si el propietario consigue por sus propios medios a una persona que esté interesado en comprar su propiedad, debe ponerla en contacto con la inmobiliaria para que ésta se encargue de hacer todo el papeleo de la negociación. De ninguna manera la persona debe intentar vender el inmueble sin notificar a la inmobiliaria, y si así lo hiciere, quedaría so pena de una demanda por parte de la inmobiliaria por transgredir las reglas del contrato.

A quien se le considera como cliente de una inmobiliaria

Bueno ahora mismo te diremos a quien se le considera como cliente de una inmobiliaria, realmente es que una inmobiliaria tiene dos categorías de clientes, y estos son los que en primer lugar vamos a designarlos como los de la categoría A, que sería la persona que le entrega un inmueble a la inmobiliaria  en calidad de que ésta le consiga a un interesado en comprar o alquilar dicha propiedad según lo acordado con el propietario.

Vamos a designar con la categoría B, a la persona que decide comprar o alquilar el inmueble en cuestión a través de dicha inmobiliaria, comprometiéndose a pagar al dueño de la propiedad la cantidad estipulada por la empresa intermediaria, más los gastos administrativos, donde se supone que debe estar incluida la comisión que debe pagar el comprador. inmobiliaria Segur de Calafell, cuenta con una gran cartera de clientes para las necesidades de compradores y vendedores de inmuebles, así como muchas otras en el país.

Lo que debemos tomar en cuenta cuando firmamos un contrato con una inmobiliaria

Te explicamos cuidadosamente  lo que debemos tomar en cuenta cuando firmamos un contrato con una inmobiliaria, y es que en primer lugar debemos leer cuidadosamente todas y cada una de las cláusulas que aparezcan en dicho contrato, sobre todo buscar esas letritas que se escriben más pequeñas y que generalmente son pequeñas cláusulas que el cliente suele pasar por alto y pueden ser las más importantes.

Si no queremos darle exclusividad a la inmobiliaria, esto debe quedar expresado en el contrato, y si por el contrario le firmamos exclusividad, entonces debemos asegurarnos del tiempo que deseamos estar comprometidos, para saber en qué momento quedamos libres de dicho compromiso.