A dónde van las almas

Todos quisiéramos saber a dónde van las almas, y esto es realmente una pregunta a la cual le podemos encontrar muchas respuestas, partiendo de los conocimientos que probablemente hemos adquirido a través de las enseñanzas que nos han suministrado en los colegios católicos si es el caso, e igualmente los que defienden la fe cristiana cuando estudian en los seminarios.

Desde hace infinidad de años que existe  la controversia entre lo que dicta la fe y lo que piensan los científicos por saber adónde van las almas porque definitivamente intuyen que tiene que existir una fuerza poderosísima que aunque ellos no le llaman Dios u otra divinidad, han llegado a comprobar que el cuerpo del que fallece, pierde una cifra constante de 21 gramos; lo que da a entender que definitivamente el alma  va a alguna parte y es lo que se trataré de indagar.

Dicen las Santas Escrituras (La Biblia), que según el apóstol Mateo en su versículo 10:28 que al alma nadie la puede destruir y explica que de acuerdo al comportamiento de su tránsito por esta tierra la misma debe pasar un tiempo en el  purgatorio purificándose para hacer luego acto de presencia ante Dios.

Algunas teorías mas sobre el paradero del alma

El Doctor Michael Newton quien escribió un libro en el año 1994 que trataba sobre el destino de las almas nos da una idea de que estamos en un permanente crecimiento espiritual, en realidad se sabe que después de ésta vida, viene una resurrección, donde van a convivir todos. La resurrección es para justos e injustos. El que muera dentro de ese período que tiene una duración de mil años llamado “Milenio” experimentará la “muerte segunda” de la cual ya no habrá más resurrección. Esta muerte, sí significaría la destrucción total del alma. Los que sobrevivan al Milenio, serán los poseedores de la Tierra, y vivirán eternamente.