Como se fabrica una muñeca sexual

Te has preguntado ¿cómo se fabrica una muñeca sexual?, de ser así te invito a leer el presente post, ya que daremos a conocer la respuesta a dicha interrogante. De igual forma, se compartirá una breve reseña histórica sobre su origen.

Todos actualmente tenemos conocimientos de que es una muñeca sexual, cada vez notamos con el pasar del tiempo, ligado a los avances tecnológicos, que estas muñecas intentan ser más realistas. Principalmente, gracias al capricho humano e instinto animal que tanto nos define. Inclusive, ya se  existen prototipos de muñecas sexuales con inteligencia artificial. Por esta razón, se espera que ganen un terreno significativamente amplio en un futuro venidero.  

Las muñecas sexuales, a pesar de, parecer un invento bastante nuevo, su fecha de invención data de la primera guerra mundial, donde el gran líder alemán conocido hoy en día por tan despampanantes actos sociales, Adolfo Hitler, ordeno la creación de muñecas inflables, para que sus tropas pudieran satisfacer sus necesidades sexuales. La razón principal de ello, era la gran cantidad de enfermedades de origen sexual para la época, lo cual representaba un riesgo para el ejército alemán.

Por otra parte, hoy en día es notable la aceptación de las mimas al área social. Debido a esto, podemos encontrar lugares como lumidolls en España, el cual representa hasta la fecha el único burdel de muñecas sexuales altamente realistas, específicamente en Barcelona.

Ya aclarado su origen, a continuación presentaremos las etapas que conllevan la realización las mismas, demostrando así, como se fabrica una muñeca sexual.

Fabricación de una muñeca sexual

Las muñecas sexuales han ido mejorando de forma significativa su estética, con la implementación de nuevos materiales como el silicón. De igual forma, se les ha incorporado un esqueleto metálico con sus respectivas articulaciones para darle una movilidad más realista. También, podemos tomar referencia del gran detalle aplicado al realizar el rostro de las mismas, los ojos, la boca, las orejas, son tan realistas que no sería sorprendente, en un futuro, no poder diferenciar entre una muñeca a escala de una mujer real con carne y hueso.

Las muñecas sexuales se fabrican primeramente con una preparación de silicón líquido. Seguidamente, la mezcla es vertida en un molde donde ya se encuentra el esqueleto de las mismas, y se deja reposar durante 24 horas para que el silicón se compacte. Posteriormente, se obtiene parte del cuerpo, solo faltando el rostro, el cual lleva un proceso más detallado. Luego de esto, las muñecas reciben una capa de pintura, especial para este tipo de material y sus extremidades son conectadas y chequeadas.

Luego de este primer proceso, las muñecas son nuevamente puestas en un molde, ya con todas las partes de su cuerpo completadas, a excepción del rostro y los detalles en los senos. En esta etapa parecen una simple Barbie de gran tamaño. Luego de esto, se agregan las partes de mayor interés para el animal humano, la vagina y los detalles en los senos. Al mismo tiempo, se les dan los retoques de maquillaje. Finalmente, una vez el cuerpo formado se agrega un rostro, con extremo detalle a nivel facial, como se mencionó anteriormente. Y es de esta forma como fábrica una muñeca sexual.