A la hora de usar algunas palabras es muy posible que nos equivoquemos y terminemos por utilizar las terminaciones equivocadas. Una de las mejores maneras de saber si estás usando o no el término adecuado es buscar el uso que debe dársele a la misma en el diccionario de la Real Academia Española.