Las bodas son el evento más anhelado por gran parte de las mujeres, muchas de ellas comienzan a imaginar cómo será desde muy pequeñas, mientas que otras, durante su adolescencia, pero en cualquiera de los casos, el resultado de la imaginación es una boda de ensueño, hermosa, inolvidable, y perfecta. Aunque por lo general eso solo sucede en los cuentos de hadas, y en la vida de las personas millonarias o famosas, no es imposible tener una boda hermosa, sin necesidad de que sea como de cuento de hadas, de manera que en el presente post, hablaremos acerca de cómo organizar una boda espectacular.

Organizar una boda no es cualquier cosa, en realidad lleva más trabajo del que podamos imaginar, y por más que preparemos todo con anterioridad, cuando por fin llega el día, los ajetreos, el estrés, y el riesgo de que algo se presente o salga mal, siempre van a estar alli, verdaderamente no es una tarea para nada fácil.

 

No es un evento cualquiera

 

Es necesario tener muy en cuenta la cantidad de cosas que lleva una boda, por más autosuficiente que te creas, o se crean como pareja, siempre va a hacer falta ayuda para que todo salga bien, no es cualquier día, es el día de tu boda, el día en el que juntarás tu vida con la de otra persona hasta que la muerte los separe, y a no ser de que te cases por obligación y en lugar de una fiesta quieras más bien una ceremonia fúnebre, este es un día para celebrarlo al máximo, además de que es una sola vez en la vida, o por lo menos así debería ser.

 

Comencemos con los preparativos

 

Lo primero que debemos hacer cuando tomamos esta decisión, es pensar en todo, aunque es algo complicado, es necesario, has una lista, y plasma en ella todo lo que tengas en mente, ordenada o desordenadamente, más adelante haremos otra lista final, en la primera lista, coloca todas las opciones que tienes, lugar, tipo de decoración, comida, invitados, todo. Poco a poco deberás ir desechando opciones hasta que te quedes ya con un lugar fijo, un tipo de decoración y comida, y por supuesto, la cantidad de invitados y quienes serán.

Bien, uno de los ítems más icónicos de una boda es el vestido de la novia, de manera que es una de las primeras cosas que deben estar listas, ya sea que lo vayas a comprar, mandar a hacer, o a alquilar, debe ser lo primero en la lista. Así mismo, el maquillaje y el peinado, deben estar definidos con anterioridad, y en caso de que vayas a contratar a alguien, debes confirmar semanas antes el día y la hora de tu estilista y maquillador.

Lo que realmente dejará un recuerdo vivo de ese día tan especial, son las fotografías, de manera que necesitas contratar a un profesional en el área que capte todo de la mejor forma, en España puedes conseguir a algún fotógrafo de bodas en Madrid, en Barcelona, Milán, o cualquier parte del país. Y por supuesto, algo que no debes dejar de lado, es la esperada luna de miel, coordina con tiempo a donde irán y quien los dejará en el aeropuerto.